Cómo configurar Aceptar

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.

Síguenos

Dieta mediterránea

Un estudio publicado en el "The New England Journal of Medicine" realizado por investigadores españoles, demuestra que la dieta mediterránea, suplementada con aceite de oliva extra virgen o frutos secos, es capaz de reducir en un 30% el riesgo de infarto de miocardio, ictus o muerte cardiovascular.

Un vientre plano con almendras

Las almendras son uno de los frutos secos que contienen más antioxidantes además de fibra, proteína y vitamina E, todo lo que tu cuerpo necesita para producir energía, construir y mantener el tejido muscular, a la vez que regulan el azúcar en la sangre. Entre otros muchos beneficios, también contribuyen a bloquear calorías y reducir la absorción de la grasa.

Beneficios de comer almendra durante el embarazo

Cuando aparecen los primeros síntomas de náuseas o vómitos, el consumo de almendra puede ser suficiente para acabar con el problema. Son una importante fuente de proteínas, encargadas de formar muchos tejidos del feto, así como de grasas saludables que ayudan al correcto desarrollo del sistema nervioso en el futuro bebé. Los aportes de vitaminas del grupo B -incluyendo el ácido fólico- hierro y magnesio son esenciales para combatir la habitual anemia del embarazo.

Previenen la diabetes

Reducen la sensibilidad a la insulina, contienen vitamina E, proteínas y fibra. Se han descubierto propiedades que ayudan a prevenir la diabetes tipo 2 así como enfermedades cardíacas, gracias a la gran cantidad de grasas monoinsaturadas que aportan.

Rica en calcio

Contiene una mayor proporción que los huevos, la leche o el yogur. Una persona adulta necesita un mínimo de 800 mg de calcio al día, por lo que una pequeña ración de apenas 50 gramos de almendras le aporta por sí misma un total de 120 mg de calcio.

Además...

Aumenta la proliferación de bacterias intestinales beneficiosas.

Combate el colesterol malo (LDL), los triglicéridos y ayuda a disminuir la tensión arterial.

Adecuada para aquellas personas que padezcan altos niveles de colesterol, osteoporosis, déficit de peso y diabetes.

Y contiene minerales como el hierro (con más presencia incluso que en la carne), magnesio, fósforo, manganeso y zinc.

Subir